El rincón de Soñar

Mario Benedetti

Inspirada por el gran Mario Benedetti 
y un giño a @yauci y a sus 'Cartas que nunca envié'.
Ahí va mi carta  ‘Sin Remite’

A estas alturas, casada, con dos hijos, un perro y una casa con jardín, aquí estoy, acordándome de ti.

Y no es que me haya acordado hoy, así porque sí, no. Tú siempre estás ahí.

¿Por qué? Te preguntarás.  Porque en mi vida siempre me has faltado tú.

Cuando te conocí no te reconocí. No supe que eras el hombre que quería en mi vida. La vida tampoco lo puso fácil y ni tú ni yo pusimos mucho de nuestra parte, para que engañarnos.

Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que te buscaba y cuando no te buscaba, esperaba.

No sé si fuiste el primer amor, o el más intenso o el único, el caso es que te pienso cada día y a veces, como hoy, te escribo y luego guardo mis cartas en un cajón, porque no soportaría que las leyeras y aún así,  no vinieras a buscarme.


Detente y respira


Las seis. Suena el despertador, me tiro de la cama, entro en la ducha, me obligo a no dormirme dentro.
Desayuno. Ruido; tele, exprimidor, cafetera, tostadora, microondas…
Corre. Son las siete menos veinte. Coge el coche y corre.
Pero corre que no llegas.
Las siete y dos minutos. Mira, pues al final no se me ha hecho tan tarde.
Enciende el ordenador, revisa los emails, el móvil, conéctate al teléfono… buff, ya suena.
– Buenos días.
Un cliente, otro, otro y otro más. Así el lunes, el martes, el miércoles ¿o ya es jueves? ¡No! Pero si es viernes, no puede ser.
¿Dónde se ha ido mi semana? ¿Dónde está mi tiempo? ¿Quién se lo ha quedado?  Porque yo, desde luego no.

Pyc by @jameasons

M e n s a j e s    a l    a i r e