Sobre mí

Nela Escudero
Sí, esa soy yo

En mi partida de nacimiento pone María Nela, mi padre me llama  Marianela (como a mí me gusta), mi madre me llama Mariane (para abreviar) y el resto de mundo me llama Nela.

Llegué a éste mundo un martes 27 de enero, en una brillante mañana de invierno, en la que todavía no eran ni las once y el sol solo se veía, no se sentía. Por la noche había estado nevando y en los tejados se veía todavía una fina capa de nieve que se mantenía intacta por el frío.

Mis  tías me han contado alguna vez que les chocó los ojos tan abiertos y negros que tenía nada más nacer y como, desde el minuto cero,  parecía estar observando todo con curiosidad.

Mi padre dice que no era una niña traviesa, pero que no paraba ni un segundo quieta, que daban ganas de atarme a la pata de la mesa. Yo por las historias que me han ido llegando y por alguna que otra cicatriz, le creo.  Además, después de todos los años que han pasado, sigo igual, no puedo parar, y aunque en apariencia esté quieta, te aseguro que mi cabeza no lo está.

Tuve una adolescencia bastante rebelde, supongo que es lo que toca a esa edad.

Ya más adelante, con veintipocos,  las ganas de independizarme me hicieron mudarme de mi pequeño pueblo, Nalda, a un piso de alquiler en Logroño.

Logroño es una de esas ciudades pequeñas, que mantiene la calidad de vida de los pueblos y el anonimato y las facilidades de la ciudad.

Siempre he pensado que hay ciudades canallas, ciudades románticas y ciudades para vivir, Logroño es sin duda una ciudad para vivir y cuanto más viajo, más me gusta vivir en mi pequeño y tranquilo Logroño, donde el mayor pasatiempo de la gente es ir a tomar un pincho y un vino con la cuadrilla.

Ahora, con una respetable edad que no diré, administrativa de formación y de profesión, me he lanzado a la nueva y sacrificada aventura de la escritura.

Los que sabéis de qué va esto de escribir entendéis porque digo lo de sacrificada, y los que no, os diré que todos los meses, al menos dos o tres veces, me dan ganas de rendirme y mandar todo al carajo, pero luego, como en el fondo también disfruto mucho, pues ahí sigo, ocupando parte de mi tiempo libre escribiendo.


Y esto es lo que Amazon dice de mi: Amazon.com/author/nela-escudero