Leer
Pic by @kutovakika

¡¡Habrase visto!!

Ayer pasé un mal día.  Volví a leer a Carver. Lo adoro y a la vez lo odio, así que suelo dosificar sus cuentos.

Ayer leí ¡¡Habrase visto!!.

Cada vez que leo a Carver me siento frustrada y muy pequeña, insignificante. Reniego de escribir porque me doy cuenta de que todo lo que he escrito es una mierda.

Estuve todo el día con un desasosiego y un comecome interno que no me dejó disfrutar del sábado.

Por la noche me aparecí en sueños.

Llevaba un bote de insecticida, iba maldiciendo y cagándome en todo dispuesta a matar todas las hormigas que Carver había puesto debajo del fregadero de mi cocina. Me detuve a mi misma para tener una conversación de ‘yo a yo’.

Me dije: Vamos a ver… cómo no vas a ser pequeña ante él. Sabes de sobra que no hay nadie como él, no sueñes ni siquiera con llegarle a la suela de los zapatos.

Déjame en paz, me contesté. Y avancé por el pasillo, entré a la cocina y me agaché para rociar con el insecticida, pero allí ya no había hormigas.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.